Estilo de vida

Curva de la Felicidad y la Generación silver

04/01/2021
Generación silver

Para conocer la opinión generalizada sobre si la generación silver es más o menos feliz que el resto de generaciones, cumpliendo con lo que indica la «Curva de la Felicidad» el pasado 17 de diciembre lancé una encuesta en Twitter para conocer la opinión general sobre  a qué edad de la vida se es más feliz.

Resultado de la encuesta

El 36% contestaron que a los 50 años y luego empataron con un 23 % los que creían que era a los 30 o a los 60 años, siendo, según la misma encuesta, con un 18% los de 40 años los que eran menos felices. El resultado se acerca pero no coincide con lo que nos demuestra la llamada «Curva de la Felicidad».

En el artículo publicado en @clarincom https://www.clarin.com/buena-vida/47-anos-peor-edad-feliz_0_jN90PB12.html se describe, según un estudio estadístico efectuado en 132 países, que la peor edad para ser feliz es a los 47.

En otro artículo del mismo periódico digital https://www.clarin.com/buena-vida/vida-empieza-anos_0_SJ3fu9MovQe.html se presenta otro estudio que concluye que es a los 54 cuando empieza la verdadera vida. Recordar el motivo que me llevó a escribir el libro sobre la Generación Silver y que le da nombre al subtítulo, “Ahora empieza lo mejor”.

Felicidad a través de los años

Son muchos los estudios que analizan el nivel de felicidad y la edad, uno de los más representativos es el de Andrew Oswald, profesor de la universidad de Warwick, (Coventry, Inglaterra),  publicado en la revista Social science&medicine en el año 2008, que demuestra que los valores de los niveles de felicidad, a lo largo de la vida de una persona, dibujan una curva en forma de “U”.

Los niveles más altos de felicidad se presentan alrededor de los 20 años, y a partir de esta edad empiezan a decaer para alcanzar los niveles que tenían a los 20 años en la edad de jubilación.

Andrew Oswald

Se detectan pues los niveles más bajos en la edad adulta. Ello se explica porque durante nuestra infancia y juventud somos muy felices, pero alrededor de los 20 años empezamos a darnos cuenta de que las expectativas que teníamos sobre nuestro futuro eran muy optimistas y poco realistas, por lo que empezamos a dudar sobre nuestras posibilidades de alcanzarlas.

Según la mayoría de autores, es en la década de los 40 donde tiene lugar el punto de inflexión, ya que empezamos a ser conscientes de nuestras posibilidades en la vida, de nuestros éxitos y fracasos, no tan sólo profesionales, sino también personales: aceptamos la situación y la cambiamos, adaptando también nuestra escala de valores.

A partir de este punto, la curva se invierte: cada vez somos más felices, ya que tendemos a dejar de lado los aspectos más competitivos y ambiciosos, y valoramos más nuestros logros, sintiéndonos aliviados al liberarnos de falsas expectativas y responsabilidades, lo que nos permite valorar lo que de verdad importa.

Curva de la Felicidad

Esta  forma en “U”, que adopta el nivel de felicidad a través de los años de una persona, dio pie al periodista estadounidense Jonathan Rauch para usarlo en el título de su libro su libro «The Happiness Curve» («La Curva de la Felicidad»), en el que describe y analiza su experiencia sobre la felicidad.

Rauch, tras cumplir 40 años, cayó en una profunda crisis, sin motivo aparente, ya que disfrutaba del éxito profesional, de una relación estable, de una buena salud y de una buena posición económica, por lo que no encontraba una explicación a su estado. Según sus propias palabras, “era un misterio y no tenía sentido”.

En una entrevista para la revista digital Gente Yold  , Rauch confiesa que en el momento en que descubrió los estudios que describen y avalan la teoría de la Curva de la Felicidad se dio cuenta de lo que le estaba pasando, lo que le ayudó a superarlo y le animó a escribir el libro.

Conclusiones

Volviendo al resultado de la encuesta, el análisis de los resultados indica que aún persiste la creencia de que a partir de los sesenta uno empieza a ser menos feliz, lo que tal y como demuestran todos los estudios no es cierto. Tampoco es cierto que entre los 30 y 50 años es más fácil ser feliz que durante la infancia y adolescencia o bien cuando uno ingresa en la generación silver.

Bienvenido a la Generación Silver. Ahora empieza lo mejor

@antonimlluch

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply