Estilo de vida

Generación silver y el mindfulness

24/09/2020
Generación silver

Debes saber que tu mente está acostumbrada a estar en continua actividad, entre el pasado y el futuro, reconociendo sólo una pequeña porción de lo que está sucediendo en el presente. Esta actitud, a la larga, puede afectar negativamente  tu estado de salud.

La palabra mindfulness proviene del inglés y se traduce como ‘conciencia plena’ o ‘atención plena’.

Si te preguntas ¿Qué es la atención plena?, este fragmento del libro El milagro de mindfulness1, escrito por Thich Nhat Hanh, refiriéndose a las enseñanzas de Buda relacionadas con la atención plena como vía de encuentro con la realidad, te ayudará a entender el concepto de la atención plena.

“Cuando un monje camina: Estoy caminando. Cuando está sentado, sabe: Estoy sentado. Cuando está tumbado, sabe: Estoy tumbado (…). etc. Sea cual sea la postura que su cuerpo adopte, el monje debe ser consciente de esa posición. Ejercitándose así, vive siendo consciente de una forma directa y constante de su cuerpo (…)”.

1. Hanh, Nhat. El milagro de mindfulness. Vol. 11. Oniro, 2007.

Tú sabes si estás caminando, sentado o tumbado, pero ello no implica que seas consciente de ello. Este es el concepto de atención plena, ser consciente de lo que estás haciendo en este momento.

Jon Kabat-Zinn, padre del mindfulness, hijo de un inmunólogo molecular y de una artista plástica, afirma que sus creencias “son una fusión entre la ciencia y el arte”, y describe la atención plena como

«la atención, momento a momento, a la experiencia presente sin hacer juicios y con una actitud de aceptación».

Jon Kabat-Zinn

Kabat-Zinn, doctor en Biología molecular por el MIT, introdujo el mindfulness en la práctica clínica de occidente, al proponer, en el año 1979, a la dirección de la facultad de medicina de Massachusetts, utilizar la atención plena para beneficiar a los pacientes. El éxito de este proyecto derivó en la creación de la Clínica de Reducción de Estrés en el centro médico de la universidad.

La práctica de mindfulness ha sido utilizada en múltiples estudios, demostrándose su eficacia en el tratamiento diferentes patologías, problemas físicos y psicológicos, dolor crónico y otros síntomas asociados al estrés.

Hoy en día la comunidad científica reconoce que la práctica de mindfulness puede mejorar la salud e influir sobre la longevidad, ya que mejora los marcadores biológicos, mantiene la longitud de los telómeros, aumenta la densidad de la substancia gris del cerebro, favorece la neuroplasticidad, a la vez que previene de sufrir procesos degenerativos cerebrales. También está descrito que puede aumentar la creatividad y la capacidad de concentración, a la vez que potencia la inteligencia emocional y ayuda a eliminar la ansiedad, el estrés, la depresión y el dolor crónico, al aumentar la actividad de la zona prefrontal izquierda, que es la responsable de nuestras emociones positivas.

Ante todos los beneficios que puede aportarte, creo que debes tener claro la importancia de incorporar la práctica del mindfulness a tu nuevo estilo de vida.

Para practicarlo debes buscar un sitio tranquilo y que no sufras interrupciones. Puedes estar sentado o tumbado. Empieza por calmar tu cuerpo con la respiración como viste en el blog anterior https://generacionsilver.com/generacion-silver-utiliza-la-respiracion-para-detectar-tu-nivel-de-estres/ ; sin juzgar, reconociendo tus pensamientos y emociones como transitorios.

Debes aprender que tú no eres tus pensamientos ni tus emociones.

Durante la práctica, es normal que acudan a tu mente pensamientos y sentimientos, ya que la mente es inquieta y está en continuo movimiento, lo que te hará perder la atención. No te preocupes, ni te des por vencido, con el tiempo aprenderás a observarlos, reconocerlos sin implicarte en ellos, y los dejarás ir, centrándote, otra vez, en el presente.

Este ser consciente del aquí y ahora, puedes aplicarlo paulatinamente a tus actividades cotidianas, a tu nuevo estilo de vida, ya que son muchas las veces que miramos pero no vemos, o que oímos pero no escuchamos. 

Puedes practicarlo al caminar (mindwalk), centrándote en las sensaciones que obtienes del cuerpo y de tu respiración, al comer, (mindful eating), siendo consciente de las texturas, color, gusto y olor de la comida que ingieres y del ritmo de masticación. Intenta hacer conscientes tus actividades habituales incluso, como aconsejo a mis pacientes, al cepillarte los dientes.

You Might Also Like

3 Comments

  • Reply Clemen Moya 28/09/2020 at 16:26

    Buenas tardes.
    Me gustaría saber más sobre su práctica, en la que estoy interesado.
    Gracias y un cordial saludo.

    • Reply Toni Lluch 02/10/2020 at 12:14

      Apreciado Clemen,
      Interpreto que tu interés está en la práctica del mindfulness o directamente la meditación consciente. Para ello te recomiendo que revises algunos de los videos que hay colgados en youtube así como en el podcast del master en mindfulness de la universidad de Zaragoza. En ellos encontrarás muy buenas sesiones prácticas para adentrarte en la técnica. Si quieres profundizar seriamente existen cursos de postgrado que te formarán en la técnica.
      Quedo a tu disposición

  • Reply Generación Silver – Del Baby Boom a la Generación Silver 02/10/2020 at 16:43

    […] del organismo al estrés. También os introduje en el último post en la técnica del mindfulness https://generacionsilver.com/generacion-silver-y-el-mindfulness/ . Ahora os presento algunos estudios científicos que confirman los beneficios de su […]

  • Leave a Reply